Escapada por Londres o por París

Seguro que cuando pensamos en nuestro lugar favorito del mundo, las respuestas serán muy variadas, tantas como personas hay en el mundo. Dos de esas ciudades son Londres y París. La capital francesa tiene el honor de ser una de las ciudades más hermosas, mágicas y visitadas de todo el mundo. Y eso no es una mera casualidad ya que cuenta con un gran número de lugares turísticos y de actividades que harán que nuestro viaje sea sencillamente inolvidable.

Vuelos low cost, equipaje ligero, alojamientos compartidos

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para viajar a parís sin gastar demasiado dinero es elegir vuelos en compañías low cost como Ryanair o Vueling. Además,para ahorrar más dinero, lo ideal es flexibilidad en nuestras fechas ya que podremos encontrar ofertas mucho mayores. Evita los fines de semana, ya que serán mucho más caros.

En cuanto al equipaje, para evitar que aumente el coste de nuestro vuelo low cost, lo ideal es llevar una maleta pequeña como equipaje de mano, y meter lo imprescindible para sobrevivir durante los días en los que estemos en parís.

También debemos tener en cuenta aspectos tan importantes como el alojamiento o la comida. En lo referente al alojamiento, siempre que podamos debemos decantarnos por albergues en los que podamos tener alojamiento y desayuno por muy poco dinero. En cuanto a la comida, aunque es cierto que parís suele resultar bastante caro, siempre tenemos la opción de ir a una hamburguesería o comer comida turca o china, e incluso ir a un supermercado y hacer un picnic improvisado en la ciudad.

Por ultimo tenemos el transporte, que para conseguir ahorrar todo lo posible podemos confiar en los bonos de transporte público que tenemos disponible.

Cosas que ver en París

Quizás, cuando pensamos en París, la primera imagen que se nos viene a la cabeza sea la de la Torre Eiffel. Esta torre de hierro de cientos de metros de altura se ha convertido en uno de los emblemas indiscutibles de la ciudad desde el primer momento en el que Gustave Eiffel la construyó y la donó a la ciudad con motivo de la Expo. Las vistas desde lo más alto de la torre, su iluminación nocturna o el hermoso y mágico espacio que le rodea la han convertido en una de las zonas más visitadas de París.

Pero la Torre Eiffel no es el único lugar con el que cuenta la ciudad de la luz. Imprescindible es también hacer una parada en el museo del Louvre, donde se encuentran algunas de las obras más famosas del mundo, como la misteriosa Gioconda de Leonardo Da Vinci.

Y siguiendo con nuestro recorrido turístico, otro de los lugares imprescindibles de la capital francesa es la majestuosa catedral de Notre Dame, símbolo de numerosas historias y leyendas.

No podemos olvidarnos tampoco de otros lugares como el famoso Mouling Rouge, dar un paseo por los campos Elíseos o navegar a lo largo del río Sena.

Londres, entre la tradición y la modernidad

Planificar unas vacaciones es una de las mejores cosas que podemos hacer. De hecho, es una de las cosas que realizamos con mayor entusiasmo y mayor alegría ya que supone que tendremos unos días de vacaciones para viajar al lugar del mundo que queramos ver y disfrutar en nuestro lugar de destino de nuevas experiencias y oportunidades.

Una de las ciudades más visitadas del mundo es Londres. Es uno de los destinos vacacionales por excelencia, sobre todo para los europeos, que ven en Londres la ciudad perfecta al mezclar lo mejor de las tradiciones más antiguas y centenarias y antiguas, como son la elegancia, la puntualidad y las mejores tradiciones británicas, con lo más moderno al incluir la más alta tecnología en sus lugares turísticos, de modo que podremos disfrutar como nunca de cada una de las atracciones.

La realeza del palacio de Buckingham vs London Eye

El Londres más tradicional y británico es el que podemos encontrar durante nuestra visita turística a aquellos lugares emblemáticos que guardan algún tipo de significado tradicional. Ejemplo de ello son los palacios de Buckingham y el palacio de Keshington. Ambos son residencias oficiales de la familia real británica, lo que es un símbolo de la tradición y de siglos de historia británica. Otro símbolo de la siempre estirada y protocolaria familia real británica es la famosa torre de Londres, que ha dejado de un lado su pasado más terrorífico para convertirse en el lugar donde se guardan las joyas de la corona británica.

Dentro del Londres más tradicional, también podemos visitar algunos de sus lugares más históricos como el Parlamento, donde destaca el Big Ben, o el famoso puente de Londres, el Tower Bridge, construido hace más de dos siglos y que posee una gran historia, famoso también por algunas leyendas urbanas.

En cuanto a edificios religiosos londinenses que podemos visitar durante nuestra estancia en la capital de Reino Unido encontramos sobre todo la abadía de Westminster, lugar donde ha tenido lugar un gran número de celebraciones oficiales como las bodas reales. También destaca la catedral de San Pablo, considerada la segunda catedral cristiana más grande del mundo solo por detrás de la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Y si lo que buscamos es un Londres más moderno, no hay mejor símbolo que el London Eye, la famosa noria inaugurada en el año 2000 para dar la bienvenida al nuevo milenio y desde donde podremos disfrutar de algunas de las mejores vistas de la ciudad.

 

París, el paraíso francés

descarga.jpg

Seguro que cuando pensamos en nuestro lugar favorito del mundo, las respuestas serán muy variadas, tantas como personas hay en el mundo. Está claro que no todo el mundo tiene las mismas preferencias ni los mismos gustos en ningún aspecto de su vida, y mucho menos en lo que a la hora de viajar se refiere.

Sin embargo, hay cosas en la que la mayoría de nosotros estamos de acuerdo, y es en que hay ciudades que vale la pena visitar y que son imprescindibles en los viajes de nuestra vida. Una de esas ciudades es París. La capital francesa tiene el honor de ser una de las ciudades más hermosas, mágicas y visitadas de todo el mundo. Y eso no es una mera casualidad ya que cuenta con un gran número de lugares turísticos y de actividades que harán que nuestro viaje sea sencillamente inolvidable.

Continue reading

París, el paraíso francés

que-ver-en-paris-torre-eiffel-268x288.jpg

Seguro que cuando pensamos en nuestro lugar favorito del mundo, las respuestas serán muy variadas, tantas como personas hay en el mundo. Está claro que no todo el mundo tiene las mismas preferencias ni los mismos gustos en ningún aspecto de su vida, y mucho menos en lo que a la hora de viajar se refiere.

Sin embargo, hay cosas en la que la mayoría de nosotros estamos de acuerdo, y es en que hay ciudades que vale la pena visitar y que son imprescindibles en los viajes de nuestra vida. Una de esas ciudades es París. La capital francesa tiene el honor de ser una de las ciudades más hermosas, mágicas y visitadas de todo el mundo. Y eso no es una mera casualidad ya que cuenta con un gran número de lugares turísticos y de actividades que harán que nuestro viaje sea sencillamente inolvidable.

Continue reading

París, una ciudad para visitar en pareja

paris-1000x288.jpg

Hace dos años exactos, de hecho para este mismo puente de mayo, decidí darme un lujazo y le regalé a mi pareja un viaje a París de 4 días. Esta ciudad es conocida como la ciudad de las luces y del amor y ninguno de los dos títulos los tiene en vano.

4 días no son muchos para visitar la ciudad pero es una experiencia inolvidable que te deja con ganas de repetir de nuevo. Escribo este artículo con la inspiración de haber evocado ese viaje hace un rato y tener el dulce sabor de la ciudad en mis labios. Continue reading

Los lugares que inspiraron a Disney (y III)

kenia-1.jpg

Todos los maravillosos lugares que encontramos en las películas de animación de Disney no surgen de la nada, detrás de sus creadores están sus recuerdos o lugares que les sirven de inspiración o que les sugieren un cierto parecido con el paisaje que buscan plasmar.

En las dos entradas anteriores dedicadas a algunos de estos lugares hablamos de castillos medievales, palacios de las mil y una noches, una ciudad perdida en las aguas y otros maravillosos lugares como el Mont Saint-Michel o el Salto del Ángel.

leones kenia

En esta última entrada nos centraremos en alguno de los más conocidos y fáciles de identificar y en otros que no lo son tanto al no estar ubicados en un lugar determinado, sino en un estilo o paisaje típico de la zona.

El pueblo de Bella en La Bella y la Bestia

Aunque no está especialmente basado en una población en concreto, su particular arquitectura plasma con mucho acierto la de la famosa aldea de Riquewihr, ubicada en la Alsacia, en Francia.

Sus tejados a dos aguas, su artesonado en madera usado como decoración de fachadas, la calidez de sus colores, todo hace pensar en un lugar acogedor donde sus vecinos conviven en la paz y al armonía que se ve en las escenas del mercado de la película de Disney.

La roca del Orgullo en El Rey León

Esta es otra película cuyos escenarios no están basados en un lugar en concreto, sino en los paisajes de la sabana de Kenia. Como escenario ideal para vivir los leones pudieron fijarse en una imagen tan bonita como la de la foto.

La magnificencia de los paisajes de la sabana keniata y su fauna salen perfectamente reflejados en esta emotiva película de búsqueda de la identidad propia en el paso de la niñez a la madurez.

La catedral de El Jorobado de Notre Dame

Este escenario casi no tiene ni que presentarse. La gótica catedral parisina de Notre Dame es una visita prácticamente obligada para todos aquellos que visiten la preciosa capital francesa. Sus arcos ojivales demuestran todo el poderío de una Iglesia buscando alabar a su dios a través de la construcción de templos etéreos.

Por supuesto, el escenario no fue imaginado por los creativos Disney, sino que es el mismo que escogió Víctor Hugo para crear su maravillosa novela en la que está basada esta película animada. Traición, celos, amor… un marco perfecto para semejante cóctel de emociones.

De lo macabro a lo bello

Catacumbas-de-Paris3-500x288.jpg

Hay un mundo entero debajo del que conocemos. Las ciudades encierran en el los secretos de una época pasada, pasadizos por donde encontrarnos con las supersticiones, misterios y leyendas de lo que un día fuimos. Algunos aún están escondidos y otros, como es el caso con las Catacumbas de la Ciudad de París, es un reclamo turístico explotado al máximo.

Aunque a muchos le den cierto recelo, hay que reconocer que detrás de lo macabro que resulta y extraño de un lugar subterráneo lleno de calaveras y huesos, las catacumbas son sin duda uno de los lugares más curiosos y de una que resulta perplejamente bello gracias a su misticismo, que nos lleva a un romanticismo pasado.

Historia de la ciudad europea más poblada

París siempre ha sido una de las ciudades más poblada de Europa, algo que siempre ha dado problemas para sus habitantes. Y que en 1777 se vio agravado con la explotación de las canteras del subsuelo, que datan de la época romana y de donde se extrajeron la mayoría de los materiales para la construcción de la ciudad. Algo que había empezado ya en poner en peligro la estabilidad de los edificios de la ciudad.

La solución que se tomó fue conquistar el espacio de los cementerios para poder ampliar los límites de la ciudad. Así cogieron los restos mortales del cementerio de Halles y los instalaron en estas galerías subterráneas a 20 metros de profundidad.

Esta solución no sólo sirvió para dar más espacio habitable a parisinos, sino que también para liberar de carga el cementerio, que estaba por encima de su capacidad y empezaba a ser poco higiénico y gran propagador de enfermedades.

Durante el tiempo que duró este traslado era común ver carromatos cruzando París con los huesos del cementerio. La forma de colocarlos era haciendo murallas con los restos en las catacumbas. Poniendo sobre ellos una placa identificadora del lugar de extracción de los restos con un epitafio en Latín rezando sobre ellos.

Cómo visitar

Las catacumbas hacen un total de casi 300 km de túneles. Aunque hoy en día solo se pueden visitar de manera guiada unos cuantos kilómetros, quedando restringida muchas de las entradas a túneles para el público. Aun así son numerosos los grupos de aventureros que se lanzan, sin tener en cuenta los peligros que lleva consigo, a visitar de manera clandestina el París Subterráneo.

Esta visita puede causarte un cierto rechazo por tratarse de un lugar de contemplación de la muerte, y es verdad, pero debes saber que estos pasadizos también ayudaron a mucha gente, sirviendo de escondite y lugares de reunión de cientos de perseguidos: jesuitas durante la corte de Luis XVI, activistas durante la Revolución Francesa, hasta buscados durante la Segunda Guerra Mundial. Por lo cual también hay que ver este lugar como defensor de la libertad y la vida.

Cuando piedra y hierro se hacen enredaderas

wpid2170-metropolitan-montmartre-abbesses-882x288.jpg

En la ciudad de París hay tanto que ver que se pueden hacer diversas rutas. Hoy os presento ésta, llena de arte e historia contada en libros, fachadas y piedras. En una capital donde viven los estilos más representativos de Europa, como es el románico, gótico o el neoclasicismo. Pero si hay una vertiente que nace y es representativa de la ciudad es el Art Nouveau (aquí en España conocido como Modernismo).

Un movimiento que se desarrolla desde 1880 hasta 1914. París vive una revolución en torno a las artes. Que se caracteriza por adornar con motivos vegetales desde puertas, a edificios, entradas de metros… como carteleras. El arquitecto diseña todo del edificio, desde barandillas hasta moquetas.

Y esto nace del intento de unificar las Artes y Oficios, la ciudad se llenó de ferias y exposiciones. Quizás el más representativo fue La Exposición Universal de 1889. Donde se mostró  La Torre Eiffel, que hacía la función de ser una torre guía, que guiaba a los visitantes al punto clave sólo con alzar la vista, de una de las ciudades más pobladas del mundo.

Clave visitar en París

Castel Berenger

Situado en la calle La Fonteine, famosa por sus edificios, numero 14 y diseñado por el arquitecto Hector Guimard 1895-1897. Una casa que en principio fue un edifico de alquiler de 36 viviendas.

El interior son viviendas donde se economiza el espacio, sin embargo su grandeza está en la fantasía de la fachada. Volúmenes de hierro que crean criaturas, igual que podían ser las gárgolas en el gótico, en puertas y balcones.

Entrada metropolitan

El que pudiera ser el Gaudí parisino, Hector Guimard creó esta característica entrada del metro de París. Es un claro ejemplo de la importancia de los arquitectos en llevar el arte a todos los lados de la ciudad, aquí lo vemos en el mobiliario urbano.

Con forma floral y orgánico. Hasta vemos el tipo de caligrafía característica también en este estilo.

Grand Palais des Beaux-Arts

En español Gran Palacio situado en los Campos Elíseos. Empezó a construirse en 1897 para albergar la Exposición Universal de 1900. Realizado en hormigón armado, fachada de piedra y acero visto, con grandes cristaleras.

Actualmente, sirve como salas de exposiciones.

No puede faltar

La capital francesa entra en contacto con el mundo de la ilustración, la litografía y la publicidad. Encargos que casi siempre eran para espectáculos como cabaret y teatro. Ilustradores como Theophile Steinlen con su cartel “El gato negro” o contemplar la obra del popular Henri de Toulouse-Lautrec.

¡No puedes irte de Paris sin una de sus carteleras!

 

El Museo Rodin de París

musee-rodin-ugolin1.jpg

París es, casi sin ningún lugar a dudas, uno de los destinos turísticos más solicitados por los viajeros de todo el mundo. De hecho, es muy raro encontrar una persona a la que le guste viajar y que nunca haya estado en la capital gala.

Los atractivos turísticos que tiene la ciudad parisina son prácticamente innumerables, siendo necesarios varios días si se quiere, tan solo, visitarlos todos y cada uno de ellos.

Tal vez por este motivo, por la gran cantidad de atractivos turísticos, elementos que de estar en cualquier otra capital europea serían referentes de sus ciudades, en París pasan relativamente desapercibidos.

Éste es el caso del Museo Rodin, que nació como homenaje al escultor francés que cambió el destino de esta modalidad artística. El número de visitantes de dicho museo, no concuerda con la cantidad y calidad de las obras expuestas al público, siendo muy inferior al de otros centros artísticos de menos enjundia.

Auguste Rodin, el genio de la escultura

Se podría decir que hubo un antes y un después en la historia de la escultura, tras la aparición del francés Auguste Rodin. Este artista no solo fue capaz de encontrar el equilibrio entre las proporciones humanas en tres dimensiones que se llevaban buscando durante más de 200 años, sino que además, fue el encargado de hacer llegar esta modalidad de arte elitista, al ciudadano de a pie.

Rodin fue un gran estudioso de los grandes escultores clásicos, y sus conocimientos y estudios de anatomía, eran más propios de un médico que de un artista. Tal era el grado de perfección de su obra, que incluso fue acusado por otros escultores, de realizar “La Edad de Bronce” utilizando unos moldes sobre el modelo, algo deshonroso por aquel entonces.

La obra del Museo Rodin

El Museo Rodin está sito en unos preciosos jardines muy cerca de la Torre Eiffel, en una casa tradicional francesa de estilo neoclásico, lejos de la opulencia del rococó. Esta construcción era un hotel que servía de hogar para el artista francés.

La obra recogida en el Museo Rodin no solo se limita a las grandes creaciones del escultor (El Beso o El Pensador), sino que también incluye otras modalidades artísticas exploradas por el mismo, como el dibujo o la fotografía.

Además, figuran obras de otros importantes artistas, como su compañera sentimental la también escultora Camille Claudel, o los pintores Vincent Van Gogh o Renoir.

 

 

 

La Catedral de Notre Dame celebra 850 años

2324572071_96b7fb46a4_m.jpg

París tiene muchos encantos, todas las personas que viajan a la capital francesa, ven diferentes monumentos, como el Louvre, la Torre Eiffel, el Palacio de Versalles, pero hay uno que destaca por encima de los demás en lo que a turistas se refiere no es otro que la Catedral de Notre Dame, cada año hay una media de 14 millones de personas que se deciden admirar esta joya arquitectónica de estilo gótico.
Desde el 12 de noviembre del 2012 hasta el mes de noviembre del 2013, se van a realizar una serie de actos para conmemorar el aniversario de la catedral, cumple 850 años y su fachada con sus gárgolas han visto multitud de acontecimientos por sus calle parisinas durante estos 8 siglos. Entre los actos que se van a llevar a cabo durante un año, se encuentran conferencias, conciertos, espectáculos de luz y sonido, exposiciones y más cosas para conmemorar a esta joya arquitectónica.

Antes de ser Notre Dame, a la orilla del Senna había un templo pagano que realizaba tributo al Dios Jupiter, el inicio de  las obras fueron en el año 1163 para reemplazar el antiguo templo por una basílica cristiana, lo que si se sabe es que en el 1345 se finalizó completamente lo que hoy conocemos como Notre Dame. El nombre de Nuestra Señora se puso en conmemoración a la virgen María madre de Jesús.

Mañana 12-12-2012 comienzan los actos a las 18 horas, el cardenal arzobispo de París celebrará en la catedral una misa pontifical con Te Deum, allí se darán cita unos cuarenta obispos y más de cien sacerdotes. Durante el oficio se podrá escuchar el órgano restaurado, se han sustituido el sistema informático por uno más actual  y se han afinado los 7374 tubos de la maquinaría del órgano. Una vez finalizada la misa, se procederá a realizar una ceremonia en el exterior de Notre Dame en la explanada, allí se reunirán el alcalde de Paris y multitud de entidades religiosas y civiles.

En primavera se estrenarán las nueve campanas, cada una de ellas tiene su propio nombre, la única que se ha restaurado ha sido la de Emanuelle, que sobrevivio a la Revolución Francesa, el resto fueron fundidas para construir cañones con su bronce. El resto de las campanas han sido bautizadas con personalidades importantes, María la madre de Cristo, Gabriel como el arcángel, Esteban protomartir parisiense, Marcelo obispo de la capital, Ana-Genoveva como la madre de la Virgen y la patrona capitalina; Dionisio primer obispo de París, Benedicto el actual Papa y Jean Marie como fallecido cardenal Lustiger. Las nueves tocaran intentando imitar el sonido original.

Notre Damme

La Torre Eiffel y sus curiosidades

La Torre Eiffel es uno de los monumentos más emblemáticos, cuando se habla de París enseguida viene a la mente esta estructura metálica, situada a un extremo del campo de Marte y al lado del rio Senna. La parte más histórica la conoce todo el mundo pero en este artículo se va a profundizar un poco sobre aquellos aspectos que en muchas ocasiones pasan por alto.

 

  1. Este monumento fue construido por Gustavo Eiffel, el proyecto fue presentado a muchas ciudades, pero todas ellas se negaron, entre ellas podemos encontrar la ciudad española de Barcelona. Más tarde aceptaría París.
  2. La vida de la torre iba a ser bastante corta, en el proyecto inicial se estableció que iba a mantenerse en pie durante la Exposición Universal y hasta 1909, luego la realidad ha sido otras, no se destruyó por que la armada militar francesa decidió colocar una antena de radio en la parte más alta de la torre.
  3. En un principo fue la construcción más alta del mundo, años más tarde perdió ese privilegio por la construcción del Edificio Chrysler, Nueva York, en 1930, luego se han creado otros más grandes, pero lo curioso es que actualmente la Torre vuelve a ser más grande que el Edificio americano por la incorporación de la antena de radio que tiene una longitud de 24 metros.
  4. Durante la II Guerra Mundial, la torre tuvo color alemán, primero porque los nazis subieron al punto más alto y colocaron una esvástica sin mucho éxito porque el viento acabo con ella, después colocaron una mas pequeña. La antena sirvió para retransmitir lo que querían los alemanes.
  5. Otro hecho curioso que sucedió durante la II Guerra Mundial, fue que cortaron los cables del ascensor que subía hasta la parte más alta de la torre, esto lo hicieron para que si Hitler quería subir lo hiciera andando.
  6. Hitler quiso destruir la ciudad, entre los sitios prioritarios que quería echar abajo estaba la torre, dio órdenes muy concretas a uno de sus militares a cargo, pero este que tenía antepasados franceses no acató sus órdenes y por eso hoy sigue en pie.
  7. La construcción de replicas  de la Torre Eiffel se ha llevado a varios países del mundo, una de las más famosas es la que se encuentra en las Vegas, en la entrada de uno de los casinos más importantes.
  8. Los más deportistas pueden decidir subir a pie la Torre, deben pensarlo antes de hacerlo porque son bastantes escaleras, en total hay 1662, subirlas todas nos dejaría en la parte más alta. Realmente solo se puede subir andando hasta el segundo piso luego obligatoriamente hay que coger el ascensor.

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/KGB1OEcF43g” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>