Los mejores lugares a los que viajar en otoño

otoño-900x288.jpg

Ahora que la inmensa mayoría de nosotros hemos regresado a nuestro trabajo y a nuestra rutina diaria tras el verano, no es de extrañar que sean muchas las personas que echen de menos esos días en los que la única preocupación que tenían era disfrutar de los calurosos días de verano, algo que se ha perdido con el inminente avance del mes de septiembre y nuestro regreso a la rutina diaria y al mundo laboral.

Sin embargo, aunque parezca que estamos ‘condenado’ a tener que esperar todo un largo año para volver a disfrutar de unas buenas y merecidas vacaciones, lo cierto es que durante el otoño también se puede disfrutar de un gran número de experiencias y de viajes a lugares en los que sin duda contemplar la estación de la caida de la hoja se vuelve todo un acontecimiento digno de admirar.

Continue reading

EE.UU, el país de las oportunidades

que-ver-new-jersey-500x288.jpg

A la hora de hacer un viaje, en muchas ocasiones soñamos a lo grande. En hacer largos viajes a lugares lejanos donde podamos descubrir experiencias y sitios desconocidos para nosotros y en los que poder llevarnos algunas de las mejores experiencias de nuestra vida. Quizá se nos ocurran muchos lugares donde poder conseguir vivir estas grandes experiencias, pero sin duda habrá muy pocos lugares como Estados Unidos, un país en el que todo puede ocurrir y en el que podemos vivir grandes experiencias. En definitiva, es el país de las oportunidades.

Y es que Estados Unidos es uno de esos países en los que podremos conocer millones de experiencias y vivir innumerables aventuras en cada una de las ciudades, donde podemos disfrutar de turismo de sol y playa en Miami, de la libertad y la grandeza de Nueva York, de la majestuosidad del Golden Gate en San Francisco o de la meca del cine de Hollywood en Los Ángeles, entre otras muchas cosas.

Continue reading

Donde comprar tecnología

101592727_1b4410f6fc_m.jpg

Hay turistas que cuando buscan sus vacaciones no solo quieren playa o montaña, lugares turísticos sino que algunos buscan otras cosas, y entre ellas se encuentra el comprar tecnología a precios económicos y donde se pueden encontrar los últimos modelos del aparato electrónico que nos interesa, ya sea ordenador, cámara digital, ebook…

A continuación voy hablar de tres lugares, Hong Kong, Nueva York y Tokio.

Sincronizando

Empiezo por Hong Kong, al lado de esta isla se encuentra otra  isla llamada Shenzhen, aquí se deberá acudir a un rascacielos de 356 m de altura donde esta ubicado el mayor mercado tecnológico. Ocupa ocho plantas del gigantesco rascacielos. Este mercado se llama SEG Electronics Market. En todas las plantas del edificio hay pequeñas tiendas que solo se dedican a la venta de tecnología, se pueden encontrar mp4, cámaras de vídeo, teléfonos móviles, portátiles… Todo lo que único se pueda imagina a nivel tecnológico. Una de las características que distinguen a este mercado es que se puede regatear el precio final, si nos consideramos unos buenos negociadores podremos beneficiarnos sobre el precio final. Los lugares que aceptan el regateo son aquellas tiendas que no tienen el cartel con el precio de venta, ahí podremos sacar un beneficio considerable.

En la ciudad neoyorquina es muy típico ir de compras, si se quiere comprar tecnología se debe ir a la novena avenida, allí se encuentra una tienda que se llama BYH. Esta tienda fue inagurada en el siglo pasado en el año 1973. No es tan grande como el anterior, pero ocupa una extensión considerable, la tienda tiene unas dimensiones de 6500 m2 divididas en dos plantas. En esta tienda es fácil orientarse porque esta dividida en secciones y marcas. Por lo que si se quiere encontrar por ejemplo un portatil apple, se deberá ir a la sección de portátiles y después buscar la marca. Es fácil de encontrar lo que único quiere y si no lo podemos localizar siempre se puede dirigir a uno de los muchos  empleados que trabajan en la tienda que nos ayudará encantados.

Por último la ciudad de Tokio, aquí se deberá ir a un barrio llamado Akihabara, en este barrio de Tokio se pueden encontrar multitud de tiendas pequeñas y centros comerciales. En todos se pueden encontrar los últimos modelos de tecnología, pero lo que diferencia a este barrio de las otras dos opciones es que se pueden comprar aparatos electrónicos de segunda mano.

 

 

Tarjeta turística Nueva York Pass

Nueva York es una de las ciudades americanas que en los últimos años ha incrementado el número de turistas que acuden a disfrutar de la gran oferta turística que tiene la ciudad. En tiempos de crisis lo más importante es tener toda la información que nos permita viajar al mismo tiempo que ahorramos un poco de dinero para ello vamos hablar de la tarjeta turística.

Esta tarjeta es como cualquier tarjeta de crédito que utilizamos para comprar de forma on-line o en una tienda. Esta tarjeta tiene un microchip que está programada para establecer los descuentos, las entradas y otras ventajas que se adquieren al comprar. Esta tarjeta se enseñara a la persona que este al cargo de la taquilla o en se encuentre en la entrada de las atracciones y museos controlando los tickets, se pasará por una máquina y te dará acceso gratuito.

Para elegir la tarjeta que más se adapte a nuestras circunstancias, dependerá de los días que vayamos a permanecer en la ciudad neoyorkina. Un día cuesta unos 80 dolares y 7 días tiene un valor de 210 dolares. Entre estas dos posibilidades hay más opciones a elegir, los menores entre 4 y 12 años pagan un poco menos por está tarjeta.

Para solicitar la tarjeta podemos hacerlo vía on-line y dentro de esta opción has dos posibilidades, la primera recogerla en el Planet Hollywood de Times Square o la segunda opción es que nos los envíen a nuestro lugar de origen y para ello deberemos abonar los gastos de envío correspondiente, sí nos decidimos por esta segunda opción la tramitaremos como mínimo con 10 días laborales de antelación para estar seguros de que nos llegue antes de emprender el viaje. En ambas opciones nos darán una guía de Nueva York con la información más relevante e incluirá unos bonos de descuento para comer, bares…

Con esta tarjeta se tendrá acceso a unas 70 atracciones turísticas de las más visitadas por la gente que visita la ciudad, además se tendrá el privilegio de no tener que esperar colas. Entre los lugares que podemos visitar nos encontramos los siguientes:

  • Plataforma de Observación Top of the Rock
  • La Estatua de la Libertad y el Museo de la Inmigración de Ellis Island
  • El Museo de Cera Madame Tussauds
  • El Museo Americano de Historia Natural
  • El Museo Solomon R. Guggenheim
  • El Museo de Arte Moderno – (MoMA)
  • El Museo de la Policía de la Ciudad de Nueva York
  • El Metropolitan Museum of Art
  • El Whitney Museum de Arte Moderno
  • El Jardín Botánico de Brooklyn
  • Tours del Carnegie Hall
  • Tour en el Lincoln Center
  • Planet Hollywood

&nbsp

Estatua de la Libertad

Se han cumplido ya 125 años desde que fue creada en el año 1886 en Francia la Estatua de la Libertad. Su diseñador fue Frederick Auguste Bertholdi. El país francés le regalo esta estatua en conmemoración de los 100 de la independencia del país que se cumplieron en 1876.

Para visitar esta estatua la forma más económica de hacerlo es comprando una tarjeta que nos permitirá visitar los principales lugares de Nueva York como es el Museo Guggenheim, el Museo de Cera, el Museo de Historia Natural, MOMA, e Museo de Broklyn…

Para poder visitar este Monumento Nacional es necesario coger el ferry, para ello deberemos madrugar para que nos de tiempo haber la estatua la Isla Ellis y la Isla de la Libertad. Salen dos ferry uno desde Nueva York localizado en Battery Park en Manhattan y el otro se encuentra en Nueva Jersey. Estos ferrys se pueden coger cualquier día del año salvo uno el día 25 de diciembre. Los precios varían en función de la edad, la de los adulto es más cara que la de los niños. Para poder coger el ferry y que no se nos pase la hora que solo es necesario madrugar, ya que se forman unas colas considerables y a partir de las 15:30 es posible que podamos subir al ferry pero que no podamos entrar en la base de la Estatua de la Libertad ni tampoco podamos entrar en el Museo de la Inmigración.

Una vez que hemos cogido el ferry nos llevará hasta la Isla de la Libertad que es donde se encuentra la Estatua y verla desde abajo, los 46 metros que mide impresiona. No se puede entrar por dentro pero sí en su base donde se encuentra el observatorio y desde el cual podremos observar la estructura interna de este monumento. La entrada a la base de la estatua no la cobrar a mayores pero deberemos solicitarla cuando cojamos el ferry ya que las entradas están limitadas en personas y en tiempos.

De la isla de la Libertad nos llevarán a la Isla de Ellis donde podremos ver el museo de la Inmigración, este lugar cuenta la historia de la isla, hubo un tiempo en el que la Isla Ellis estaba localizada como el sitio donde llegaban las personas extranjeras provenientes de diferentes lugares del mundo con el propósito de alcanzar el sueño americano.

Por último si nos hemos liado viendo cosas y llegamos tarde tenemos la opción de coger el Ferry Isla Staten este es gratuito si coge a pocos metros de los anteriores y nos da un paseo de una hora y podemos ver la Estatua de la Libertad

Historia de Nueva York I

nueva-yorkLas primeras anotaciones que se tienen de la presencia de seres humanos en este lugar es de hace mas once mil años. Estos habitantes se dedicaban a la caza, eran nómadas porque iban buscando animales que cazar para poderse alimentar, según fue pasando el tiempo se fueron asentando y cambiando su actividad por el de la agricultura.
El primer europeo que llego a este lugar fue Giovanni da Verrazano en el año 1524 un explorado florentino que pertenecía a la corte de Francia cuyo rey era Francisco I, su propósito no era llegar a Nueva York sino a las Indias.
Años más tarde en el 1609, Henry Hudson, cuyo nombre adoptaría el río más famoso de esta ciudad, en su paso encontro amerindios que habitaban la zona. En el regreso a su país decretó que ese lugar pertenecía a los holandeses. Durante todo ese siglo se realizaron tratos comerciales con los indios que allí vivían ( los nohawks y los algonquines) Esta última tribu sería la que diera nombre a Manhattan, ya que estos indios tenían una palabra que es “minalay” que significa isla y que fue evolucionando hasta convertirse en Manhattan.
La presencia de holandeses en la ciudad tuvo como consecuencia tensiones raciales entre los indios que allí habitaban y los colonos. Los actos violentos comenzaron en 1640 estos estuvieron motivados por engaños y sobornos por parte de los europeos, de hecho uno de los actos más violentos fue provocado por los holandeses que engañaron a una de las tribus para que atacasen a la otra. Todas estas luchas tuvieron como consecuencia que integrantes de ambas tribus participarán en las guerras de los colonos rivales entre ellas estaban los americanos, franceses e ingleses.
Los holandeses a parte de luchar por mantener el territorio bajo sus dominios, hicieron planos para construir una nueva ciudad, entre las aportaciones que realizaron están la construcción de granjas y de zonas agrícolas. El último gobernador holandés fue Peter Stuyvesant, con este mandatario al frente se decidió que todos los recursos monetarios y humanos se retirasen de Nueva York o Nueva Amsterdam como la denominaban los colonos y fueran dirigidos a otras islas que comenzaban a dominar en el sureste asiático. Con el abandono casi definitivo de la ciudad , en 1664 cedieron el lugar a la colonia inglesa denominándola Nueva York. Durante el periodo de dominio inglés la ciudad se convirtió en el segundo lugar de intercambio de América del Norte, siempre por detrás de Bostón.