Vacaciones en la Toscana

images-21.jpg

Uno de los lugares más mágicos y espectaculares del planeta es la Toscana italiana. Esta región del norte de Italia es el lugar idóneo al que huir para encontrar toda la tranquilidad, las aventuras y para disfrutar al máximo durante nuestras vacaciones. La Toscana está compuesta por un gran número de ciudades y pueblos, cada cual con más encanto que el anterior, si bien es cierto que sobre todos ellos destacan las ciudades de Florencia, Pisa y Siena.

Cada una de las regiones de la Toscana Italiana nos da algo que el resto de lugares no tiene. Podemos disfrutar de toda su milenaria historia, de su cultura y de todo lo que nos ofrecen, perdernos por sus calles, disfrutar de su vida nocturna y de los lugares con encanto que podemos encontrar en cada rincón de cada una de las ciudades.

Continue reading

Florencia, la esencia de la Toscana

Florencia-la-esencia-de-la-Toscana-1000x288.jpg

Esta bella ciudad italiana es la auténtica cuna del Renacimiento y por eso está llena de grandes obras de este tiempo de los mejores artistas de la historia. Es una ciudad pequeña (ronda el medio millón de habitantes) a la que es muy fácil acceder por tierra o por aire.

En la capital de la Toscana podrás disfrutar de buenos hoteles a precios bastante razonables, vivir unos días al ritmo de la pequeña ciudad y pasear por un lugar que ha contemplado siglos de arte, intrigas y de historia.

Continue reading

Venecia, la perla del Adriático

venecia-2-1000x288.jpg

Si hay un país que merece ser visitado por la gran cantidad de ciudades y ofertas turísticas que ofrece, ese es Italia. La Bella Italia, como la conocen algunos, pone al alcance de nuestra mano y de todos nuestros sentidos la oportunidad única de conocer decenas de ciudades en las que cada una puede contarnos una historia diferente a través de sus restos arqueológicos, de sus monumentos, su historia, sus calles y sus gentes.

Hoy vamos a centrarnos en una de esas ciudades, Venecia. Es la gran ciudad de los canales. Una ciudad donde en lugar de coches y taxis, hay barcos y góndolas- donde el concepto que conocemos de turismo y de viajar cambia por completo para dar lugar a algo distinto, mágico y diferente a todo lo que hemos conocido.

Continue reading

Venecia

galeriafotoshome_puente_de_rialto_venecia_jzq_d80e13e2.jpg

Al noroeste de Italia nos encontramos Venecia, que sin lugar a dudas está entre los lugares más pintorescos de Italia. Debe su fama, entre muchas cosas, por ser un conjunto de 118 islas unidas por más de 400 puentes que cruzan los numerosos canales. Además en la ciudad de Venecia los únicos vehículos que circulan son las embarcaciones. El autobús de allí es el vaporetto, y hay varios recorridos, igual que con los autobuses.

Si queremos cruzar un canal de una punta a la otra y estamos muy lejos del puente hay unas góndolas que por un precio bajo te llevan. Eso si tienes que ir de pie a no ser que seas mayor o tengas algún problema.

Se fundó durante el siglo V d.C y durante siglos se construyeron muchísimos palacios por orden de familias muy ricas. Estos palacios en muchos casos empezaron a peligrar por falta de mantenimiento y últimamente se renovaron y restauraron muchos, sobre todo los de las calles más principales. A pesar de esto nada nos impedirá perdernos por los lugares menos turísticos de Venecia, como callejuelas pequeñas, en los barrios de Cannareggio, al norte, el barrio de Castello y el de Dorsoduro, que son los menos frecuentados por turistas.

De todos modos es obligatorio pasar tiempo en los barrios más conocidos, puesto que son muy bonitos y hay monumentos muy interesantes.

La plaza San Marco es el lugar más concurrido de Venecia. Cualquier turista que haya estado en la ciudad la habrá visitado.  Lo más emblemático que se puede ver es una de las dos torres venecianas (la otra está a la punta opuesta del canal), la basílica de San Marcos y las dos columnas con estatuas de leones. Al ser el punto más bajo de la ciudad cuando hay acqua alta se inunda.

El barrio de Cannareggio muestra el paso de artistas como Tiziano y Tintoretto, y la arquitectura Veneciana típica. Si pasamos al barrio de Castello, un poco más conocido, podemos ver los astilleros, incluso donde se fabrican las góndolas, símbolo de Venecia por excelencia. También se puede ver el antiguo arsenal. Otro barrio poco conocido es el de Dorsoduro, que tiene muchos palacios y varias islas. 

Aqcua alta

Este fenómeno, que cada año sucede varias veces, consiste en que la marea sube más de lo normal. Se considera acqua alta cuando sube 90cm más de lo normal. En los peores casos queda un 5% de la ciudad sin inundar, aunque lo más frecuente es que se inunden los sitios más bajos, como la Plaza San Marco.

Para intentar minimizar los efectos se sigue un protocolo. Se construyen pasarelas elevadas y se evacuan casas. La cantidad anual de dichas inundaciones empieza a preocupar a los expertos, puesto que se han multiplicado por 6.

 

Que ver

Si vamos a Venecia hay una serie de sitios que deberemos visitar. Por ejemplo el canal. Podemos pasar una agradable tarde paseando a lo largo del canal, por cualquiera de las calles cercanas, aunque no sepamos donde vamos.

En el canal podremos ver uno de los 455 puentes, el de Rialto que es el más famoso de toda la ciudad prácticamente. Es el más antiguo de los cuatro que cruzan el Gran Canal. Se construyó entre 1588 y 1591 para sustituir uno que había antes en el mismo sitio pero hecho de madera. Al cruzar nos encontraremos en el mercado de Rialto.

El museo Correr es el más importante. En él podremos conocer la historia de la ciudad, con una colección de estatuas, pinturas y numerosos objetos de varios siglos.

A pesar de haber muchísimos palacios, uno de los pocos que podremos visitar es Ca’ Rezzonico. Este tiene más de 400 años y ha pasado por varias familias. Actualmente se encuentra restaurado y dentro los techos, con pinturas espectaculares, podremos ver como era el día a día de los nobles de la época.

Pasando al contexto religioso podemos ver unas cuantas iglesias y basílicas. Una de ellas es Santa María della Salute, restaurada recientemente. Lo interesante de su historia es que se construyó cuando se erradicó la peste, como agradecimiento. Es muy grande y la cúpula es visible desde muchos sitios.

Quien quiera ver más tendrá que buscar en guías o por internet debido a la gran numero de ellas repartidas por la ciudad. Algunas cobran entrada y otras no, pero es recomendable visitar unas cuantas, si puede ser de diferentes épocas y estilos.

Alojamiento

Este es un tema delicado. Al ser un sitio muy turístico, base de sus ingresos, hay muchísimos hoteles y pensiones. Si queremos ir con poco presupuesto no hay ningún problema pero si queremos alojarnos en un sitio confortable tendremos que vigilar mucho y buscar opiniones del hotel, ya que muchos se encuentran anticuados o en mal estado y el desayuno es muy simple.
Hay muchos hoteles de categoría, y por un precio mediano podremos ir a uno decente y bueno, solo hace falta buscar un poco y comparar.

Venecia: puentes y leyendas

ponte-del-Guetto.jpg

Como pasa en la mayoría de ciudades de Europa, Venecia también posee sus propias leyendas, tradiciones o supersticiones. En este caso hablaremos de sus puentes, sin los cuales sería imposible sortear los canales de la ciudad y que nos unen no sólo a las distintas callejas, sino también a un mundo presente y pasado en la historia popular e imaginativa de la ciudad italiana.

El Puente de los Suspiros

Quizás el más famoso, por su carácter romántico. Se trata de un pequeño puente construido en el siglo XVII, cerca de la plaza de San Marcos. Y que constituye el “itinerario secreto” desde el interior del Palacio Ducal.

La leyenda habla del último trayecto que unía la antigua prisión de la Inquisición con el Palacio Ducal. Por lo cual, este puente formaba parte de ese último tramo que hacían los prisioneros, entre suspiros, antes de morir.

El abovedado del puente hacía que se escucharan el eco de los suspiros de los condenados al rezar. Pidiendo por sus almas para poder estar con la amada en la eternidad. Esta historia hace que miles de parejas de turistas pasen por debajo de la estructura. Si suspiras junto a tu amado estaréis juntos en la eternidad, dicen…

El puente de la Teta

Situado cerca de San Cassiano, cuyo nombre original es Ponte delle Tette. Muchos creen que era lugar donde ejercían prostitutas que, con los pechos al aire, captaban nuevos clientes. Pero según la leyenda, la historia varía mucho.

Los pescadores pasaban de 4 a 5 meses en el barco con la única compañía de otros hombres, lo que hacía que sus prácticas sexuales cambiaran. Al llegar a tierra muchos de estos hombres continuaban sus prácticas homosexuales, así que el Dogo, preocupado por la natalidad de esta pequeña República, dicto una ley en que las mujeres podían descansar en dicho puente y mostrar sus pechos. Para así volver a la “naturalidad”.

El Puente de los Puños

Ubicado en sestieri de Dorsoduro, el Ponte dei Pugni era el puente más conflictivo de la ciudad. En él se empezó a jugar, lo que derivó a que cuando el rival se ponía bravo se le lanzara al canal, ya que este puente no tiene barandilla. De ahí salió una forma de enfrentamiento-rivalidad que consistía en echar al adversario sin mover los pies, solamente con los puños. Algo que el gobierno alimentaba y aceptaba, para así obtener hombres rudos.

Esta práctica desapareció en 1705, ya que las luchas empezaron a ser peleas campales de objetos voladores y navajas.

Ponte del Ghetto

Puente que unía la ciudad de la zona judía. La palabra ghetto proviene de este puente de Venecia. No es una palabra negativa, sino que hace referencia al hierro forjado de la elegante barandilla. Ya que ghetto significa fundición y los judíos trabajaban el hierro.

Éstas son algunas de las historias y misterios que esconden una pequeña parte de los canales de la ciudad.

La Toscana, un viaje a la Historia y al arte

San-Gimignan-478x288.jpg

No es la primera ni será la última vez que declaro abiertamente mis deseos de regresar a Italia. Conozco buena parte de la Península Itálica –junto con Sicilia- y, la verdad, no me importaría regresar de vez en cuando. Conocer Roma, que es la parte que aún no he visitado y recordar la simpatía de los napolitanos o sicilianos.

Pero, lo que me apetece sobremanera es revivir La Toscana. Es cierto no que he sentido el síndrome de Stendhal (no voy a entrar en detalles esta vez, sólo diré que es un malestar general provocado por la impresión de contemplar un exceso de belleza en poco espacio y tiempo y se dice que el escritor alemán lo sufrió visitando Florencia), pero nunca es tarde…

Además, no sólo Florencia es una concentración de belleza tal que podría ser hasta peligrosa para la salud. Prácticamente cualquier pueblo, cualquier rincón de la región toscana es una delicia plena de arte y de Historia. Y, como una afirmación así se queda un tanto “coja” si no aporto algunos ejemplos, allá van:

Desde la Edad del Bronce hasta hoy

La Historia documentada de La Toscana se remonta a tiempos de los etruscos, aunque se han encontrado restos mucho más antiguos. De Etruria -luego Tuscia y de ahí Toscana-, nos encontramos con la necrópolis de Populonia. De acuerdo, no es lo que entendemos por bella a la vista pero sí una reliquia que nos invita a pensar de dónde venimos.

Claro que el esplendor artístico y cultural toscano, al igual que el de buena parte de la Península Itálica (no podemos hablar de Italia hasta la reunificación del siglo XIX) llegaba con el Renacimiento, como puede constatarse en el casco antiguo de la mencionada Florencia o la Piazza dei Miracoli de Pisa.

Sin olvidar el medieval centro antiguo de San Gimignano… Y éstos son sólo tres de seis lugares que la UNESCO ha distinguido como Patrimonio de la Humanidad, de entre los centenares de ellos que podrían llegar a serlo.

En fin, que no me voy a detener a mencionar todos los lugares dignos de recibir una vista y quedarse para siempre en nuestro recuerdo que posee La Toscana, puesto que serían precisos, sólo para enumerarlos, decenas de artículos como éste. Y yo quiero ocuparme de cuestiones más prácticas.

Viajar a La Toscana

Lo ideal es que, si quieres ir a esta región de Italia, que vayas en tu propio coche, habida cuenta de que una vez allí vas a querer visitar una ingente cantidad de lugares. De acuerdo, es más cansado y caro, pero siempre puedes relevarte con otro conductor y emprender la sencilla labor de buscar hoteles baratos en Italia (¡¡Tienes algunas habitaciones desde 3 euros!!) para compensar el gasto.

Una vez allí, no dejes nada por visitar: este lugar, por delicioso que sea, no está hecho para vagos o personas sin curiosidad: Lucca, Pisa, Cortona, Lucignano… Todo es digno de verse, de fotografiar y grabar para que no se borre jamás.

Sólo nos quedan un par de advertencias por hacerte: ojo con el coche, pues los conductores suelen ser muy agresivos y, sobre todo en verano, llévate un repelente anti mosquitos… Son insufribles.

Por lo demás, no sé tú, pero yo ya tengo un viaje planificado a Italia. A La Toscana, por ahora-

Turismo a Verona: Casa de Julieta

Todos habremos oído hablar de la historia de amor más famosa de los libros, Romeo y Julieta, un amor imposible que acabo en tragedia escrita por el inglés Shakespeare y que ha tenido multitud de versiones en el cine y en la pequeña pantalla.

Uno de los lugares que podemos visitar si decidimos irnos a Italia es Verona, allí se encuentra la casa de Julieta, la amada de Romeo. La casa se considera que es la morada pero no hay ningún escrito que lo determine con certeza. Se considera que es la casa porque pertenecía a una familia apellidada “Dal Capello” de hecho hoy todavía cuelga esa insignia. Del apellido Capello a Capulleti es simplemente un cambio de silaba y se sospechaba por lo que ha crecido la leyenda en torno a esta casa. De hecho a un dato curioso y es que el balcón gótico no está en la historia original se inventaron en el siglo XX para acrecentar la determinación de que esta casa de Verona era donde se desarrollo la historia de amor entre Romeo y Julieta.

Cuando llegas a esta casa, lo que más sorprende al turista que por primera vez traspasa la puerta son las enormes carteleras que hay en las paredes de la casa llenas de postales y cartas de amor hechas por cada una de las personas que han entrado en la casa a visitarla en las últimas décadas de todas las partes del mundo por lo que los escritos que cuelgan de las paredes están en todos los idiomas imaginables, algunas van dirigidas a la persona amada, otros solo contienen los nombres de la pareja, algunas son trágicas de amores no correspondidos, en fin podemos encontrarnos todo tipo de escritos amorosos y dejar el nuestro para que permanezca la huella del amor que sentimos por nuestro amado. O quien sabe tal vez dejar una carta esperando que alguien la lea y así encontrar pareja.

Una vez que pasamos el pasillo de las cartas de amor llegamos a un atrio que esta al descubierto y donde se encuentra el balcón donde se desarrolla la historia y donde Julieta le jura amor eterno a su amado Romeo y que tantas veces se ha representado en cine y teatro. A través del balcón podemos ver una estatua de bronce que la realizó el escultor Nereo Costantini que representa a Julieta. Esta estatua también tiene su leyenda, y consiste en acercarse a ella y tocarla un pecho lo que se consigue con esta acción es encontrar el amor verdadero o volver a Verona.
Además de esto podemos ver muebles del siglo XVI, multitud de cuadros que representan la historia.
Para visitar la casa deberemos ir a la Calle Capello n23 y sumergirnos en una atmosfera en la que se rebosa amor por todos los sitios.