Flamenco, más que en Sevilla; Sevilla, más que flamenco

149764944_9e497f0090.jpg

La música es infinitamente más grande de lo que nadie, ni la misma música, puede expresar. Es más grande que países o intérpretes. No puede circunscribirse a una región ni a una persona o un grupo social. Es tan simple y a la vez tan compleja como aquello que se describe con una sola palabra: mamá, amor, música…

Si el mismo nombre nos sugiere infinitud, ¿Cómo osamos asociar una música a una ciudad o una ciudad a una música? Y lo hacemos. Desgraciadamente, no hace falta irse a un país extranjero para hacer un experimento que, de Despeñaperros hacia arriba, sale así el noventa por ciento de las veces.

Tango legs

Basta con que, por poner un caso, en… Soria –con todos los respetos- digamos, en medio de un conversación algo sobre Sevilla y alguien suelte, imitando el acento “Ole, arsa la grasia viva la zeviyana y er flamenco, quiyo”.

Muchos tópicos. Muchos errores

Objeciones: la gracia que tienes imitando el gesto de un andaluz equivale a la vis cómica de un ladrillo del seis; la voz impostada te hace parecer tonto, no gracioso; más que imitar el acento sevillano parece que te hayas atragantado con un macarrón. Y, por último y mucho más importante, la oferta musical sevillana va infinitamente mas allá de la guitarra, las castañuelas o unas soleares que tú cantas como si te dolieran las muelas ¿Queda claro?

Como puede parecer que la diatriba del último párrafo se queda un tanto “coja” si no aportamos alguna prueba o argumento extra y, como, al igual que Santo Tomás, son muchos los que han de tocar para creer, echamos un vistazo a que actividades musicales que interesan a los sevillanos, o al menos a las que se ofrecen a enseñar los distintos maestros:

Cualquier música es buena para ir a Sevilla

Cuban guitar

Y resulta que sí: que se ofrecen varios profesores de guitarra, cajón y cante flamenco, pero que también vemos como un DJ ofrece enseñar a mezclar; escuelas de baile de todo tipo, entre ellas tango argentino y biodanza; o clases de guitarra y bajo eléctrico

La lista es enorme, y cabe entender que una música de la fuerza y la influencia del flamenco sea importante en una de sus cunas. Pero no todo el flamenco proviene de Sevilla ni todo en Sevilla es flamenco. De ello dan fe grandes cantaores o músicos que conocen Sevilla sólo por la fotos de La Giralda y enormes grupos o solistas para los que el flamenco es una música que disfrutar, pero no para interpretar, aunque hayan nacido en la calle Sierpes.

Y es que la música es más, mucho más que eso…

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook