Escapada por Londres o por París

Seguro que cuando pensamos en nuestro lugar favorito del mundo, las respuestas serán muy variadas, tantas como personas hay en el mundo. Dos de esas ciudades son Londres y París. La capital francesa tiene el honor de ser una de las ciudades más hermosas, mágicas y visitadas de todo el mundo. Y eso no es una mera casualidad ya que cuenta con un gran número de lugares turísticos y de actividades que harán que nuestro viaje sea sencillamente inolvidable.

Vuelos low cost, equipaje ligero, alojamientos compartidos

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para viajar a parís sin gastar demasiado dinero es elegir vuelos en compañías low cost como Ryanair o Vueling. Además,para ahorrar más dinero, lo ideal es flexibilidad en nuestras fechas ya que podremos encontrar ofertas mucho mayores. Evita los fines de semana, ya que serán mucho más caros.

En cuanto al equipaje, para evitar que aumente el coste de nuestro vuelo low cost, lo ideal es llevar una maleta pequeña como equipaje de mano, y meter lo imprescindible para sobrevivir durante los días en los que estemos en parís.

También debemos tener en cuenta aspectos tan importantes como el alojamiento o la comida. En lo referente al alojamiento, siempre que podamos debemos decantarnos por albergues en los que podamos tener alojamiento y desayuno por muy poco dinero. En cuanto a la comida, aunque es cierto que parís suele resultar bastante caro, siempre tenemos la opción de ir a una hamburguesería o comer comida turca o china, e incluso ir a un supermercado y hacer un picnic improvisado en la ciudad.

Por ultimo tenemos el transporte, que para conseguir ahorrar todo lo posible podemos confiar en los bonos de transporte público que tenemos disponible.

Cosas que ver en París

Quizás, cuando pensamos en París, la primera imagen que se nos viene a la cabeza sea la de la Torre Eiffel. Esta torre de hierro de cientos de metros de altura se ha convertido en uno de los emblemas indiscutibles de la ciudad desde el primer momento en el que Gustave Eiffel la construyó y la donó a la ciudad con motivo de la Expo. Las vistas desde lo más alto de la torre, su iluminación nocturna o el hermoso y mágico espacio que le rodea la han convertido en una de las zonas más visitadas de París.

Pero la Torre Eiffel no es el único lugar con el que cuenta la ciudad de la luz. Imprescindible es también hacer una parada en el museo del Louvre, donde se encuentran algunas de las obras más famosas del mundo, como la misteriosa Gioconda de Leonardo Da Vinci.

Y siguiendo con nuestro recorrido turístico, otro de los lugares imprescindibles de la capital francesa es la majestuosa catedral de Notre Dame, símbolo de numerosas historias y leyendas.

No podemos olvidarnos tampoco de otros lugares como el famoso Mouling Rouge, dar un paseo por los campos Elíseos o navegar a lo largo del río Sena.

Londres, entre la tradición y la modernidad

Planificar unas vacaciones es una de las mejores cosas que podemos hacer. De hecho, es una de las cosas que realizamos con mayor entusiasmo y mayor alegría ya que supone que tendremos unos días de vacaciones para viajar al lugar del mundo que queramos ver y disfrutar en nuestro lugar de destino de nuevas experiencias y oportunidades.

Una de las ciudades más visitadas del mundo es Londres. Es uno de los destinos vacacionales por excelencia, sobre todo para los europeos, que ven en Londres la ciudad perfecta al mezclar lo mejor de las tradiciones más antiguas y centenarias y antiguas, como son la elegancia, la puntualidad y las mejores tradiciones británicas, con lo más moderno al incluir la más alta tecnología en sus lugares turísticos, de modo que podremos disfrutar como nunca de cada una de las atracciones.

La realeza del palacio de Buckingham vs London Eye

El Londres más tradicional y británico es el que podemos encontrar durante nuestra visita turística a aquellos lugares emblemáticos que guardan algún tipo de significado tradicional. Ejemplo de ello son los palacios de Buckingham y el palacio de Keshington. Ambos son residencias oficiales de la familia real británica, lo que es un símbolo de la tradición y de siglos de historia británica. Otro símbolo de la siempre estirada y protocolaria familia real británica es la famosa torre de Londres, que ha dejado de un lado su pasado más terrorífico para convertirse en el lugar donde se guardan las joyas de la corona británica.

Dentro del Londres más tradicional, también podemos visitar algunos de sus lugares más históricos como el Parlamento, donde destaca el Big Ben, o el famoso puente de Londres, el Tower Bridge, construido hace más de dos siglos y que posee una gran historia, famoso también por algunas leyendas urbanas.

En cuanto a edificios religiosos londinenses que podemos visitar durante nuestra estancia en la capital de Reino Unido encontramos sobre todo la abadía de Westminster, lugar donde ha tenido lugar un gran número de celebraciones oficiales como las bodas reales. También destaca la catedral de San Pablo, considerada la segunda catedral cristiana más grande del mundo solo por detrás de la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

Y si lo que buscamos es un Londres más moderno, no hay mejor símbolo que el London Eye, la famosa noria inaugurada en el año 2000 para dar la bienvenida al nuevo milenio y desde donde podremos disfrutar de algunas de las mejores vistas de la ciudad.

 

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook