Bratislava, tranquilidad en el corazón de centro Europa

Palacio_de_Grassalkovich_-_Bratislava_-_República_Eslovaca-1000x288.jpg

Cuando uno piensa en hacer una escapadita por la parte central de Europa enseguida se plantea hacer un crucerito por el Danubio, conocer la arquitectura monumental de corte  vienés, visitar los Cárpatos… En definitiva, uno piensa en la historia del Imperio Austrohúngaro.

Hay una ciudad en esta localización que cumple todos los requisitos: Bratislava. Este municipio es la capital de Eslovaquia y está bañada por las aguas del Danubio. Además, se encuentra situada a unos 60 Km de Viena y, por otro lado, está cercana a Hungría. Aunque Bratislava tiene la mayor densidad de población de Europa central, no llega al medio millón de habitantes, por lo que es una ciudad tranquila y muy, muy hermosa.

Palacio de Grassalkovich - Bratislava - República Eslovaca

Lo más interesante de la localidad se encuentra en la “ciudad vieja”, con un urbanismo y edificios de estilo clasicista y de gran monumentalidad, propios de la zona de Austria, Hungría, Eslovaquia, Checoslovaquia… y de los territorios donde la música clásica tiene su cuna.

Castillos y cultura

La parte más alta de la ciudad la domina el imponente castillo de Bratislava, sede actual del parlamento de Eslovaquia, y desde donde se puede contemplar las más bellas vistas de la ciudad. Este edificio ha pasado por una serie de reconstrucciones y se asienta en un lugar estratégico donde han dejado vestigios pueblos de la edad de piedra y bronce, los celtas, los romanos y los eslavos.

Otra fortaleza impresionante es el castillo de Devín que se sitúa a orillas del Moldava y del Danubio en la frontera con Austria. Es un lugar idóneo para pasear ya que está rodeado por un paisaje natural estupendo. Una leyenda cuenta que una novia saltó de uno de los baluartes el día de su boda porque su familia mató a su novio, un caballero llamado Mikulás. Además, el castillo fue destruido por las tropas de Napoleón en 1809.

Una excursión por el Danubio

Uno de los grandes atractivos de Bratislava es navegar por el Danubio. Hay distintas empresas que se dedican a hacer cruceros recreativos por el río y una parada que siempre es obligatoria es la del puerto fluvial de la ciudad. Río abajo se puede visitar el Museo de Arte Danubiana Meulensteen en Cunovo y la central hidroeléctrica de Gabcíkovo.

Coger un catamarán es una de las mejores formas de trasladarse entre Bratislava y Viena, ya que en la temporada estival hay varios a lo largo del día, y se puede visitar la ciudad austriaca y volver a Eslovaquia en solo una hora.

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on Facebook